Skip to main content

Ike Monty


Ike Monty, originario de San Antonio, Texas llegó a El Paso como un recluta de la Fuerza Aérea en 1951. Poco después de llegar a El Paso, conoció al amor de su vida, Anne Carrizal. Anne tenía 15 años e Ike tenía 17 años cuando se conocieron. Se casaron el 26 de julio de 1953, y posteriormente se trasladaron a Fairbanks, Alaska. Después de un recorrido de 3 años de servicio, Ike y Anne regresaron a El Paso con su hijo recién nacido, Ike J. Monty. En 1958, Ike y Anne iniciaron un negocio y trabajaron juntos para hacerlo crecer y criar a sus siete hijos. Sus hijos era siempre el centro de su vida.

Los hijos de Ike lloran la pérdida de su padre y echarán de menos el amor incondicional que les había dado. La mayor parte de la juventud de Ike trabajó duro por darle a sus hijos, con la esperanza de que su vida sería más fácil que la suya propia. A Ike le sobreviven sus siete hijos: Ike J. Monty, Mariann Monty Alvarado, Susan Monty Branfman, Sara Monty-Arnoni, Esther Monty, Jacob Monty Monty y Ruth Willars.

Debido a que Ike se sintió muy afortunado en la elección de su cónyuge, entendía bien el papel de un esposo o pareja en la vida de cada persona. Por ello, Ike tenía un lugar muy especial en su corazón para los cónyuges y parejas de sus hijos, que también van a llorar profundamente su muerte: Nancy J. Monty, José Alvarado, James Goldman, Yoel Arnoni, el Dr. Monty Adelina y Héctor Willars.

A Ike le sobreviven nietos que también echarán de menos a Poppy Ike: Aaron Monty, Lucas Alvarado y Cesiah Ortiz, Sophia Alvarado Anee y Luis Mendoza, Alexandra Arnoni, Sarah Branfman y Steve Bond, Shaina Branfman y Brian Strippel, Mateo Gómez y Anna Paulhamus, Zachary Monty, Jacob M. Monty, Jr., Hannah Branfman, Moses Monty, Madeleine Williars, Adelina Anne Monty y Mischa Willars. Ike fue el bisabuelo de Joaquín, Every y Lori Mendoza que echarán profundamente de menos a su amado "Ikie".

A Ike también sobreviven sus queridas hermanas Minnie Ramos y Esther M. Hunt. Ike también será echado de menos por sus cuñados y cuñadas: John Ramos, Virginia y Mario Dixon, Luis y Lourdes Carrizal, Yolanda Carrizal y Joe Ortiz. Ike también era el tío querido de decenas de sobrinos  y sobrinas a quienes amaba entrañablemente.

Ike tocó las vidas de muchos. Tenía un amor perdurable por las personas que trabajaron junto a él diariamente. Sabemos que muchos seguramente llorarán la muerte de Ike, pues muchos hallaro en él un mentor que miraba más allá de lo que veía el mundo. Tenía una capacidad única para ver el potencial y los regalos de un individuo sin importar su pasado.

Finalmente, a Ike le sobreviven las Hermanas de la Adoración Perpetural, que lo amaban y consolaban. Se cree que estas "hermanas" son ángeles en la Tierra que le proporcionaban orientación y fuerza a lo largo de su vida. Él estaba eternamente agradecido por el amor que sus "hermanas" habia traído a su vida. También tuvo un afecto muy especial por Rosario Armendariz, de Father Hearth Hermitage.

En nuestro pesar nos encontramos con la felicidad de saber que Ike se ha reunido en el cielo con los siguientes miembros de la familia: su querido nieto Joseph Michael Alvarado, su hermana mayor, Sarah Bratsoules y sus padres, Susie Sánchez y Ike W. Monty. Además, Ike fue precedido en la muerte por su suegra y suegro Julia y Manuel Carrizal que dieron amor a Ike y dirección a lo largo de sus vidas. Ike también lamentó profundamente la muerte de sus cuñados y cuñadas y felizmente se reunirá de nuevo con ellos: Manuel Carrizal Jr., Julieta Ortiz, Teresa y Fernando Basoco y George Carrizal.

Nos regocijamos en nuestra creencia de que junto a nuestro Salvador, todos saludaron a Ike en las puertas del cielo y con los brazos abiertos.

El Rosario será el lunes 25 de de julio de 2016 a las 7:00 pm en el Monasterio de la Adoración Perpetua, en el 145 North Cotton Street, El Paso, Texas 79901. La misa funeral se llevará a cabo el martes 26 de julio de 2016 a las 10:00 am en la iglesia católica de San Rafael, en el 2301 Zanzíbar Rd. El sepelio a seguir será en el cementerio Mount Carmel. Las peticiones de la familia Monty son que en lugar de flores, las donaciones pueden ser hechas a The Sister’s of Perpetual Adoration en el 145 North Cotton Street, El Paso, Texas 79901 y/o 451 Mockingbird Lane El Paso, TX 79907.