LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Josefina L. (Briones) Alvarado, 96 años, amada madre y matriarca de nuestra familia, falleció pacíficamente mientras dormía el viernes 23 de marzo. "Josefina" o "Chata", como afectuosamente la conocían sus familiares y amigos, fue hija de Josefina Rangel y Agustin Luevano y nació el 4 de enero de 1922 en El Paso, Texas, donde vivió toda su vida. Asistió a las escuelas primarias Beall y Aoy y se graduó de Bowie High School en 1940.

Es precedida en la muerte por sus hijos Fernie y Gilbert Briones, y sus esposos Ernesto Briones Sr. y Guillermo Alvarado. Le sobreviven sus ocho hijos: Ernesto E. Briones, (Rosie); David Briones (Delia); Beatriz (Bea) Briones Esparza; Ralph Briones (Letty); Dolores Briones (Ybarra); Lucy Briones Vera; Angie Briones (Sosa) de San Jose, California; y Rick Briones (Sylvia) de Fort Worth, Texas, así como 19 nietos, 18 bisnietos y un tataranieto. También le sobreviven sus tres hermanas Maggie Silva, Lucy Syposs y Adelina Palma, de Venice, California; y sus dos hermanos Agustín Luevano, Jr. e Ignacio Luevano de El Paso, así como numerosos sobrinos y sobrinas.

Mamá nos inculcó el valor de compartir lo que teníamos con los demás. Ella era de mente abierta, y nos enseñó a vivir la vida al máximo, nunca sucumbir a las probabilidades. Su comida y sus historias divertidas e inspiradoras fueron nuestra "Sopa de pollo para el alma" mucho antes del libro. Ella nos enseñó que la educación era lo más valioso del mundo porque nunca nos la quitarían.

Mamá fue una madre progresiva en comparación con otras personas de su generación, criando a sus hijos e hijas como iguales, insistiendo en que nos cuidaramos los unos a los otros, y creyendo en nuestra capacidad de triunfar. Ella nos enseñó a enfrentar los desafíos de la vida con determinación, perseverancia y una actitud positiva.

Se mantuvo activa hasta los 80 años, yendo a bailes de VFW, socializando con amigos, tomando el autobús de Greyhound para visitar a sus hermanas en California y uniéndose a ellos en muchos viajes a Las Vegas. Nadie podía contar una broma (en inglés o español) como mamá; nadie podía cocinar como mamá y nadie era más terco que mamá. Ella fue ingeniosa y divertida y tenía una mente aguda, era una ávida lectora.

Adiós, querida mamá. Ahora estás en el cielo con tus hijos, Fernie y Gilbert, tus nietos Marcos y Matthew, y tu amada santa, La Virgen de Guadalupe. Te echaremos de menos, mamá, pero nunca serás olvidada. Vivirás en nuestros corazones con recuerdos queridos que nos hacen sonreír cada vez que escuchamos música, dichos o chistes que nos recuerdan a ti.

Hacemos un reconocimiento especial para los cuidadores de mamá: Dr. Dwayne Aboud, Director Médico en Jefe de Cima Hospice, y Lizette Hernández, R.N. así como a Maria Austin y su familia, Caty, Monica, Cristy y Esperanza que brindaron amor y compasión.

Los servicios comenzarán con el sepelio de 5:00 p.m. a 7:00 p.m. el lunes 2 de abril y seguidos de la vigilia de oración a las 7:00 p.m. en Hillcrest Funeral Home, en el 1060 N Carolina Drive, El Paso, Texas con el reverendo Marcus McFadin oficiando. La misa fúnebre se celebrará el martes 3 de abril a las 10:00 a.m., en la iglesia católica St. Pius X, 1050 N. Clark con el reverendo Sam Rosales.

En lugar de flores, se pueden hacer donaciones en su memoria a Oblate Missions, 323 Oblate Drive, P.O. Box 659432, San Antonio, TX 78265-9432.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/vida/2018/04/02/josefina-l-briones-alvarado/33477789/