Skip to main content

Si tus finanzas te pesan


MÉXICO- Sentir que las deudas te están aplastando o que tu salario "no te alcanza para nada" son situaciones que pueden causar mucho estrés y angustia, por eso, Sonia Sánchez, especialista en finanzas personales, recomienda respirar profundo y resolver una cosa a la vez.

"Cuando tus finanzas personales son un desastre, la primera consecuencia es el estrés y padecer niveles de estrés alto por mucho tiempo acaba con la salud en todos los aspectos, afecta la salud cardiovascular y nos hace más propensos a tener sobrepeso porque comemos por ansiedad.

"Además es un círculo vicioso porque si vives angustiado por las deudas, te abrumas por completo y eso te impide separar las cosas y encontrar soluciones", explica.

Si el estado de cuenta de la tarjeta de crédito, la hipoteca, el crédito de nómina y hasta el préstamo que te hizo un amigo para salir de apuros se han convertido en un monstruo atemorizante, lo primero que tienes que hacer es tranquilizarte.

"Trata de enfocar tu mente a pesar de los problemas, no estoy diciendo que ignores los problemas financieros pero primero debes calmar tu mente para que entonces lleguen las ideas", aconseja la autora de Diario de una Oveja Financiera.

Después de respirar profundo empieza a registrar todos tus gastos sin olvidar los que parecen más pequeños e inocentes, como el café o el boleto de lotería, y una vez que hayas anotado los gastos de un mes completo, siéntate a analizarlos.

"Con esto te puedes dar una idea de tus patrones de comportamiento en relación al dinero. Se trata de evitar gastar en cosas inútiles y aprovechar los recursos que tienes para disminuir los gastos excesivos", detalla.

Seguramente cuando hagas el registro de tus gastos notarás que en ocasiones compras cosas para satisfacer una necesidad emocional, porque te sientes deprimido o frustrado y comprarte cosas te da cierta satisfacción inmediata.

De hecho, Sánchez sostiene que en la medida en que puedas reconocer cómo te sientes y por qué, podrás manejar mejor tu dinero.

Bájale a tu deuda

Si hasta ahora no has establecido un porcentaje fijo de tu ingreso para destinarlo al ahorro, es momento de hacerlo, Sonia Sánchez, especialista en finanzas personales, recomienda ahorrar por lo menos el 25 por ciento de tu ingreso mensual.

Servirá para crear un fondo de emergencias, los "gustos" como un celular nuevo y el ahorro para el retiro.

En cuanto a las deudas, se aconseja cubrir puntualmente el pago mínimo obligatorio de cada crédito mes a mes y ordenar tus deudas de menor a la mayor.

La idea es que en la deuda menor, además de depositar el pago mínimo obligatorio cada mes, agregues el monto que pudiste ahorrar al eliminar gastos infructuosos para terminar de pagarla más rápido.

Cuando liquides la primera deuda, aplica la misma estrategia para la segunda y además suma al monto de pago mensual lo que le depositabas a la primera deuda; así terminarás de pagar más rápido.