Skip to main content

Con estilo... y saludable


MÉXICO 24-Jun .- Si usar lentes oscuros te parece frívolo o un asunto de moda, reconsidera.

Su uso te ayuda a prevenir enfermedades como terigión o carnosidad, la cual está directamente relacionada con la exposición a los rayos solares, pero también incide -junto con otros factores-, en cataratas y degeneración macular, coinciden oftalmólogos.

Eso sí, debes elegir los correctos. Considera que no sólo por ser oscuros brindan protección, es necesario que cuenten con filtro de prevención de rayos ultravioleta.

Los daños tienen que ver con el tiempo de exposición al sol sin protección, plantea el oftalmólogo Jaime Álvarez Delgado.

El problema con la luz ultravioleta es que los efectos se van acumulando, agrega.

Guillermo Salcedo, un oftalmólogo mexicano, precisa que los especialistas aconsejan el uso de estos lentes especialmente a quienes por localización geográfica y actividad pasan mucho tiempo bajo los rayos del sol.

Aún si no pasas mucho tiempo expuesto al sol, su uso no te hace daño, coinciden los especialistas.

Elige los adecuados

Adopta un nuevo hábito: Si vas a estar al aire libre, especialmente en las horas de mayor riesgo, es decir, de las 10:00 a las 16:00 horas, usa tus lentes oscuros.

Los oftalmólogos Vanesa Flores Peredo y Jaime Álvarez Delgado te sugieren que tus lentes cubran los siguientes requisitos:

Bloqueo mayor al 75 por ciento de los rayos ultravioleta (UV)

Sean lentes de plástico o de vidrio absorben la luz UV. El simple hecho de usar lentes con filtro con rayos ultravioleta ya  proporciona protección.

Considera que algunas etiquetas dicen "absorción de UV hasta 400nm". Esto equivale a una absorción del 100 por ciento de luz UV.

Verifica el nivel del filtro.

Hay lentes con graduación en filtros van del uno al cuatro.

-Es recomendable el uso de lentes con filtro de 2 a 3. El filtro 4 se aconseja en personas que realizan deporte extremo.

-Acude a ópticas establecidas para asegurarte de que los lentes que se comercializan en éstas cuentan con filtros contra los rayos ultravioleta.

Si usas lentes graduados...

-Solicita que se les coloque un filtro contra los rayos de sol.

-Cuando te expones al sol, el lente se oscurece y brinda la protección.

-Otra opción es adquirir micas con protección que puedan adaptarse a los anteojos.

-Los lentes fotocromáticos  se oscurecen automáticamente ante la luz brillante y se aclaran cuando hay poca luz.

-Son buenos para absorber la luz UV, aunque necesitan tiempo para adaptarse a las diferentes condiciones de luz.

¿Polarizados?

Cortan los reflejos de luz que rebotan en superficies lisas como el pavimento, pero no tiene nada que ver con la absorción de la luz UV.

Estos lentes disminuyen los reflejos, pero no necesariamente cuentan con filtros contra rayos ultravioleta.

¿Qué le hace el sol a tus ojos?

La constante exposición de los ojos a los rayos del sol sin protección constituye un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades como terigión, cataratas, y degeneración macular.

Terigión o carnosidad

Es un tumor no canceroso

Cubre la parte blanca del ojo y se extiende hasta la córnea.

Con frecuencia, está ligeramente elevado y contiene vasos sanguíneos visibles.

Puede inflamarse y causar ardor, irritación o una sensación como de que hay algo extraño en el ojo.

La visión puede resultar afectada si el tumor se extiende lo suficiente sobre la córnea.

Daños a la córnea.

La luz ultravioleta puede dañar la reepitelización, es decir, la curación de las células.

Esto puede originar ojo seco temprano y degeneraciones como carnosidades.

Provoca que no haya una curación rápida y puede causar úlceras neurotróficas.

Degeneración macular

Al dañarse la mácula, localizada en el centro de la retina, se afecta la visión central y el detalle de la imágenes.

Está asociada con el envejecimiento. La visión central hace falta para ver con claridad y para realizar tareas diarias, como leer y conducir.

La degeneración macular afecta la mácula, la parte del ojo que permite ver los detalles pequeños. Es una de las causas principales de la pérdida de visión.

La mácula está localizada en el centro de la retina, el tejido sensible a la luz situado en el fondo del ojo. La retina inmediatamente convierte la luz o una imagen en impulsos eléctricos y envía estos impulsos, o señales nerviosas, al cerebro.

Síntomas

-Visión borrosa.

-Las líneas rectas se ven onduladas.

-También puede aparecer un punto ciego pequeño, y esto causa pérdida de la visión central.