Skip to main content

¿Tu gadget los separa?


MÉXICO.- En los últimos cinco años, debido al abuso de los dispositivos móviles, los padres y los hijos han reducido su comunicación y su interacción, alertó Antonio Rizzolli Córdoba, Jefe de la Unidad en Neurodesarrollo del Hospital Infantil de México.

"El principal problema tiene que ver con la parte cognitiva y el lenguaje. A los dos años el niño debería tener un léxico mayor a 100 palabras y estructurar frases con sujeto-verbo-predicado, pero hoy ya no lo están haciendo", planteó.

El especialista consideró que eso se debe a que los papás han tomado como una moda regalarles tabletas o dispositivos móviles a sus hijos.

"Dicen que su hijo es brillante porque desbloquea la tableta, sin embargo, están perdiendo la comunicación e interacción con ellos", advirtió.

Aseguró que actualmente, los niños no están aprendiendo a interpretar las emociones de los demás debido a esa falta de comunicación.

Para el neurólogo pediatra y Doctor en Ciencias, el embarazo es un periodo crítico porque ahí comienza el desarrollo infantil.

Si la mamá no le habla al niño, el niño no aprenderá palabras, pues la única forma de que el niño escuche dentro del útero, es cuando ella habla.

Sin embargo, sí le transmiten la carga emocional de manera directa, aunque la mamá no hable.

"Muchas veces las mamás comienzan a discutir con una persona por medio de mensajes de texto, con lo cual libera la misma cantidad de neurotransmisores asociados a estrés, como si se estuvieran peleando en persona, lo que afecta directamente al bebé", explicó.

El mensaje para los papás, dijo, es que los niños no son el futuro sino el presente.

Los primeros cinco años de vida, especificó, son el periodo crítico donde se estructuran las bases del neurodesarrollo para el resto de la vida.

"Si no les hablamos a nuestros hijos, cómo queremos que puedan expresar las ideas. La recomendación es hablarles en voz alta desde el embarazo y desde recién nacidos", insistió.

Rizzolli Córdoba, explicó que si la mamá realmente quiere estimular el lenguaje de los hijos debe leerles cuentos en voz alta y el papá debe hablarle con los labios pegados al vientre.

"Pueden grabar un cuento en un dispositivo y colocarlo con la bocina del celular hacia el vientre, en un volumen bajo, para que el niño escuche la voz del papá", aconsejó.

Cuando nace, se le debe hablar de forma completa y clara, evitando diminutivos.

Después, leerles cuentos mientras se les mira a los ojos.

De seguir con la tendencia de no hablar con los niños, planteó, es que se conviertan en "autistas funcionales", que no desarrollen empatía e interés por entender algo y su comunicación sea meramente instrumentalista, es decir que si quiere algo lo hace, pero no se interesa por otras personas.

"Las películas son buenas, pero el problema es que no las ocupamos para interactuar, solo para mantenerlos entretenidos y nos estamos perdiendo tiempo muy valioso", recalcó.

Los riesgos

Algunas consecuencias de no hablar con los niños:

Retraso en el lenguaje

No desarrollar empatía o interés por entender algo

Miedo a expresar sus emociones.

No interpretar las emociones de los demás.