Skip to main content

¡Que no se quemen!


MÉXICO.- El 90 por ciento de las quemaduras ocurre en el hogar, y de éstas, 80 por ciento corresponde a niños que se vierten o se introducen en líquidos calientes, explicó Anneliese Vilchis Otto, directora de prevención de la Fundación Michou y Mau para Niños Quemados.

También son comunes, dijo, las quemaduras con fuego directo debido a incendios por fuga de gas.

De hecho, la cocina es de las áreas más riesgosas del hogar, advirtió Vilchis.

También es frecuente, agregó, que se electrocuten por insertar algún objeto metálico en contactos eléctricos.

Debido a lo anterior, es fundamental que los papás tengan claro que los niños son traviesos y curiosos y que deben estar siempre atentos de ellos, señaló Vilchis.

Cuando un niño sufre quemaduras, indicó, los papás deben trasladarlo de inmediato al centro de salud más cercano a su hogar para que reciba atención inmediata.

Aclaró que el verano es una época en la que se incrementan las quemaduras. "Como los niños no van a la escuela están más propensos a un accidente en casa", advirtió.

Roberto López, director general de la fundación, dijo que en 2015 trasladaron a 115 niños quemados con riesgo de muerte al hospital Shriners, en Galveston, Texas.

Cocina

- Verifica que los mangos de las ollas y sartenes estén volteados lejos del borde de la estufa.

- Evita cocinar mientras cargas a tu hijo. Esto incluye cocinar en la estufa, el horno o el microondas.

- Cuando estés cocinando con niños mayores, no les permitas manipular ollas y sartenes calientes.

Baño

- Prueba siempre la temperatura del agua antes de que tu hijo se bañe.

- Mantén alejados de la regadera aparatos eléctricos, como secadora de cabello.

Hogar

- Verifica siempre la temperatura del líquido del biberón, antes de dárselo al bebé.

- Mantén las tazas de líquido caliente fuera del alcance de los niños.

- Después de planchar, deja que la plancha se enfríe en un lugar seguro lejos de los niños.

- Guarda los fósforos y encendedores bajo llave.

- Cuando los niños tengan la edad suficiente, enséñales a usar fósforos de forma segura.