LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MÉXICO.- ¿Si no duele, no es amor? Aunque cliché, esa frase es tomada como cierta por muchas personas que consideran que el "amor verdadero" lastima.

Sin embargo, la psicóloga Luisa López desmiente esa afirmación ancestral: si se ama, describe, no hay sufrimiento. Y eso se logra cuando se aprende a querer sin depender del otro ni victimizarse.

"Es amar en libertad. Se requiere un concepto de las relaciones mucho más amplio al que normalmente tenemos, un concepto basado en el amor propio y en la no victimización, en la no expectativa del otro", sostiene en entrevista.

Por victimizarse se refiere a chantajear, manipular, culpar a la pareja de todo lo que pasa, sin buscar terminar la relación o modificarla. Y si, además, detalla, falta afecto propio, no es amor, sino apego.

La especialista explica en el libro Amor apache. Ama con libertad y sin codependencia (Ediciones B) cómo aprender a identificar relaciones enfermizas para lograr salir de ellas.

"Lo que propongo es aprender a aceptar a las personas. Si no te gusta lo que hace el otro, entonces no lo quieras para algo más allá en tu vida. Además de amarse a uno mismo para no proyectar los problemas propios en el otro. El problema es estarse quejando y vivir echando culpas a los demás".

Para construir relaciones de pareja sanas, la especialista en psicología clínica resalta la importancia de asumir la responsabilidad de nuestros actos, de alimentar la autoestima, seguridad y amor propio. Estas acciones, agrega, permiten también salir avante de una ruptura de pareja.

Cuando una persona es codependiente, detalla, siente que no puede vivir sin la pareja, sus pensamientos, actos y emociones giran obsesivamente alrededor del otro.

Y si la relación termina es probable que caiga en un "coma emocional", es decir, en una depresión severa que, en algunos casos graves, puede desembocar en ideación suicida.

En cambio, afirma, si una persona aprendió a conocerse y se siente cómoda consigo misma, no necesita de nadie más para ser feliz, por lo tanto, no cela, no busca controlar ni retener a la pareja.

"El reto es no necesitar, sino acompañarte, que las parejas sean complementos a tu vida, no suplementos", señala.

Basándose en historias reales, López traza un camino a seguir para dejar atrás no sólo la relación afectiva que daña, sino prevenir caer en futuras interacciones enfermizas.

La psicoterapeuta comparte unas recomendaciones a fin de ser capaces de amar en libertad, es decir, aceptando y respetando la forma de ser del otro.

 Amor apache

Señales para identificar una relación enfermiza

-Sensación de que algo no está bien.

-Siempre terminas haciendo lo que el otro quiere.

-Terminas pidiendo perdón por algo que no hiciste.

-Cedes porque te da miedo que te deje.

-Das más, por encima de ti, al otro.

-Tienes una fuerte necesidad de ser amado.

En el corazón sí se manda

Después de reconocer que se vive una relación insana se debe:

-Hacer conscientes las razones que mantienen en una relación tóxica.

-Asumir la responsabilidad de tus actos.

-Centrarse en modificar tus patrones de conducta.

-No intentar cambiar a la pareja.

-Atreverse a experimentar el dolor de la ruptura para elaborar el duelo.

Romper el círculo

Una vez que se terminó la relación, para evitar repetir con futuras parejas:

-Aprender a poner límites saludables.

-Darse un tiempo a solas para evaluar la situación.

-Ir a terapia

FUENTE: Luisa López, psicoterapeuta, autora de Amor Apache

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/vida/2016/06/23/amor-apache-su-relacin-es-enfermiza/86284974/