Skip to main content

Dinamita pura para la fiesta


MÉXICO .- La muerte o el éxito de una fiesta depende en gran medida de la música: pocas cosas peores que una bocina cuyo sonido se pierde en la multitud y hace que los invitados se vayan a casa temprano.

Si tienes un sistema de audio antiguo es un problema porque no puedes usarlo con aplicaciones como Spotify; y si tienes una sola bocina Bluetooth de gama media, tal vez no sea suficiente para amenizar la fiesta.

Todos estos "mata reuniones" los soluciona el Chromecast Audio de Google, que convierte bocinas de cualquier tipo en sistemas inteligentes, capaces de reproducir música de aplicaciones como Spotify, YouTube y  Pandora.

Una de sus mejores características es lo simple que resulta instalarlo: lo único que debes hacer es conectar uno de sus cables a la corriente y el otro a la entrada de 3.5, RCA u óptica de tu bocina, descargar la aplicación Chromecast y configurarlo en unos cuantos simples pasos.

Y aquí es cuando se pone bueno. Tu lista de reproducción va del teléfono a la bocina vía WiFi, garantizando mayor resolución y fidelidad respecto a las bocinas Bluetooth, sin necesidad de una conexión súper poderosa.

Mi mísera conexión de 10 megas, que usualmente se siente como de 5, fue suficiente para que funcionara y no sólo noté nuevos detalles en mis canciones favoritas, sino que tuve la sensación de que la música se escuchaba más fuerte.

Hay otras dos características que hacen del Chromecast Audio el invitado de honor de tus reuniones:

La primera es la función de invitados, que permite que otras personas seleccionen la canción que quieren escuchar al entrar a Spotify desde su teléfono, por ejemplo, elegir la melodía y activar la opción de Chromecast. ¡Eso es todo! No hay necesidad siquiera de entrar al menú de configuración, aunque eso sí, tu equipo debe ser compatible con el dispositivo.

La segunda gran ventaja es que puedes armar un centro de entretenimiento con tus bocinas no inteligentes. Si conectas un Chromecast a cada una, podrás sincronizarlas para que toquen la misma música al mismo tiempo y controlar el sonido de cada una desde la aplicación, de forma similar a como lo harías con un sofisticado sistema de audio multiroom.

Además, si a mitad de la fiesta te entra una llamada, un mensaje o si quieres ponerte a ver videos en tu celular (ahí vas de antisocial), la música no se interrumpirá.

Las fiestas son una prueba de fuego para nuestras bocinas y el Chromecast Audio explotó el potencial de mis reuniones al máximo.