LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MÉXICO.- Seguramente alguna vez has sentido la necesidad de levantarte de tu asiento porque las piernas te duelen u hormiguean, ahora imagina que esa sensación es tan intensa que incluso te despierta por la noche porque te es imposible mantener las piernas quietas.

El síndrome de piernas inquietas es un impulso desagradable o incómodo de mover las piernas y, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, se manifiesta como una sensación de jalón, ardor, hormigueo, dolor, palpitaciones o picazón en la parte inferior de las piernas.

Esta sensación es más intensa durante la noche, aunque también puede presentarse en el día, se presenta sobre todo al acostarse o sentarse por periodos prolongados, puede durar una hora o más y se alivia cuando la persona mueve las piernas o las estira.

De acuerdo con la Clínica Mayo, los síntomas del síndrome de piernas inquietas aparecen los 5 o 6 años, de hecho, alrededor de 30 por ciento de los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad presentan síndrome de piernas inquietas.

El tratamiento consiste principalmente en cambiar los hábitos de sueño para controlar los síntomas.

Algunas medidas que se sugieren a los pacientes son dormir lo suficiente e ir a la cama a la misma hora, tomar un baño caliente antes de dormir, masajear las piernas, aplicar compresas calientes y frías; además de evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco porque pueden desencadenar los síntomas o empeorarlos.

También se aconseja realizar estiramientos y ejercicio moderado con regularidad y dedicar un tiempo a relajarse diariamente; se puede probar con yoga, meditación u otras maneras de aliviar la tensión.

Investigaciones han revelado que una dieta baja en hierro puede intensificar los síntomas, por lo que se recomienda consumir alimentos ricos en hierro como carnes rojas, hortalizas de hoja verde oscuro, leguminosas y cereales.

En caso de que el cambio de hábitos no dé resultados, el médico puede recetar fármacos que inciden en una sustancia química del cerebro llamada dopamina, ya que los científicos sospechan que el síndrome de piernas inquietas se vincula con insuficiente actividad de la dopamina en el sistema nervioso.

A los niños normalmente se les prescriben suplementos orales de hierro y ciertos medicamentos usados para tratar el dolor como la gabapentina.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/vida/2016/02/25/padeces-de-piernas-inquietas/80929750/