LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

MÉXICO .- El juego al aire libre y en familia contribuye al desarrollo físico y emocional de los niños.

Ana Bertha Pérez, directora del Departamento de Salud de la Universidad Iberoamericana, señala que una fórmula para conseguir que los niños realicen los 60 minutos de actividad física que necesitan al día, es diversión + espacios al aire libre + juego en grupo.

"Hay mucha evidencia científica de que los niños que juegan al aire libre tienen un mejor estado de nutrición porque hacen más ejercicio, además de que jugar acompañado y sobre todo en familia, vuelve la actividad más divertida, más lúdica y también es una forma de demostrar cariño", apunta.

El fin de semana es una oportunidad de salir de casa, fomentar la convivencia y propiciar el movimiento que lleva a mantener un peso saludable, recargar la pila, agilizar la mente y combatir el estrés.

La especialista advirtió que además del riesgo de padecer sobrepeso, obesidad y, a la larga, hasta diabetes, los músculos y huesos de un niño que no hace actividad física no se desarrollan adecuadamente y no logra una óptima coordinación motriz.

"Es importante que los niños aprendan que su cuerpo necesita moverse para funcionar bien y que tengan la habilidad de jugar como una forma de hacer ejercicio.

"Jugar en familia es una manera efectiva de demostrar al niño que ser activo es divertido, así se logra que las conductas saludables se conviertan en hábitos y los hábitos en un estilo de vida", aconseja.

Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/vida/2015/11/25/moverse-en-familia/76367260/