Skip to main content

Parejas hoy, nuevo paradigma


MÉXICO.- El miedo al compromiso, la imposibilidad de establecer vínculos afectivos sólidos y la falta de comunicación son los principales motivos por los que se separan las parejas actualmente.

Así lo afirmó Marcelo Daniel Cubellun Rimer, psicoanalista especializado en educación sexual y miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Familiar.

Lo anterior representa un cambio de paradigma, pues hace 30 años la principal causa de rupturas amorosas eran los problemas sexuales.

El psicólogo consideró que se teme al compromiso porque se asume que ata y los jóvenes no desean dejar de conocer cosas y personas nuevas.

Sin embargo, las relaciones que construyen se basan en la interacción que sostienen a través de redes sociales.

"Estamos en pareja con extraños, no nos conocemos. Tenemos más amigos virtuales que gente real a quien tocamos y amamos", explicó.

Lo anterior sucede, de acuerdo con el psicólogo, porque las relaciones en internet exigen menos que las de cara a cara, no necesitan mucho esfuerzo ni tiempo.

El especialista citó al sociólogo Zygmunt Bauman para referirse a la facilidad con la que se terminan amistades, noviazgos o matrimonios: Son vínculos líquidos.

"Estas relaciones líquidas nos mojan sin nutrirnos", detalló, "es mejor la nutrición que dan las relaciones profundas y serias, aunque sean más trabajosas".

Rimer considera que si las personas tienen claro que la base de una pareja es la comunicación, la sexualidad y la confianza, lograrán sortear las crisis propias de toda relación humana.

Cuando una pareja atraviesa por una fase problemática, el sexólogo recomienda resolver los conflictos hablando siempre, platicando cualquier incomodidad y, sobre todo, escuchando al otro.

"Los hombres deben entender que si una mujer desea hablar no es porque sea histérica, ellos también deben estar dispuesto a comunicarse", mencionó.

Pero platicar no significa discutir, sino debatir, describió, escuchar al otro sin descalificarlo, intentado comprender. Si no se está de acuerdo con lo que dice, debe dar su opinión sin pelear.

Un tercero

Una de las crisis más frecuentes en las relaciones de pareja son las infidelidades.

El terapeuta sexual Marcelo Daniel Cubellun Rimer indica que un tercero ocasionará problemas serios si la pareja no entiende que es un inconveniente que también debe resolver.

"Puede ser un llamado de atención sobre qué pedimos afuera que no tenemos adentro. Hay que intentar encontrar lo que hace falta para recuperarlo".

Sugirió evitar que la pareja se desgaste con reclamos y acudir con un profesional para solicitar ayuda.

Rimer comentó que ir a terapia de pareja no significa ir a divorciarse.

Ahí, junto con el especialista, recrearán la historia de la pareja, buscarán las causas de los conflictos y las discusiones para hacer un balance del daño que han causado a la relación.

Si ambos están de acuerdo en que aún desean seguir juntos, se tomarán medidas para recuperar la comunicación y la confianza.

Advierte que los cambios son lentos, pero es preferible la paciencia y no el apuro fingido de una modificación que no existe.

Después de trabajar en pareja, ambos estarán listos para tomar decisiones y afrontar sus consecuencias.

"Si la suma de los negativos es mayor a la suma de los positivos, los dos entienden que la separación es necesaria".

El sexólogo también exhortó a los jóvenes a atreverse a tener vínculos sólidos, pues a la larga verán que les aportan más en todo sentido.

"Y solidez no es el matrimonio hasta que la muerte los separe, es estar con el otro genuinamente, respetando sus deseos y mis deseos y queriendo estar feliz", afirmó.