LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Muchos descubrimientos de salud favorecen la integración de las disciplinas médicas convencional y natural; una verdadera revolución de servicios médicos ocurre a diario, como el uso del agua hidrogenada, la cual supera las expectativas de otras formas de agua saludable.
La molécula del agua enriquecida con hidrógeno penetra  fácilmente en nuestro organismo y es más hidratante; capaz de atravesar la barrera encefálica para llegar al cerebro.

El hidrógeno es un componente elemental del agua, y de la vida.

Es proporcionalmente la principal molécula de nuestras células. Es el elemento químico más ligero y abundante en existencia: 90% del universo y el 99% del sol, la fuente de nuestra energía. El hidrógeno al hacer combustión produce agua... toda fuente de energía contiene hidrógeno.

Quizás sea el elemento más importante de nuestras células, pues todas necesitan hidrógeno para producir la energía necesaria para el crecimiento, reparación y regeneración del cuerpo.  Obtenemos el hidrógeno por medio de los alimentos, las plantas captan el hidrógeno del sol y la transforman en clorofila. En nuestro cuerpo el hidrógeno es almacenado en forma de hidratos de carbono (glucosa), el energético celular.

Funciones importantes del hidrógeno  en nuestro organismo:

  • Neutraliza los radicales libres, previniendo enfermedades y envejecimiento prematuro.
  • Previene daños a nivel genético.
  • Sus propiedades antiinflamatorias reducen reacciones alérgicas.
  • Reduce el azúcar en la sangre.
  • Propiedades antibacterianas y antivirales. 

BENEFICIOS: Previene y alivia problemas de la piel, retrasa el envejecimiento, reduce el colesterol y triglicéridos, mejora la claridad mental, aumenta la energía, mejora el metabolismo y rendimiento físico. Reduce la inflamación y dolor, regula la presión arterial, mejora la circulación, fortalece el sistema de defensas, mejora la digestión, normaliza la glucosa en sangre.

Aumenta la oxigenación de células y órganos y ayuda a desintoxicar, procesar  alimentos y dar energía. Protege contra la acción de radicales libres que contribuyen al desarrollo de enfermedades como: cataratas, enfermedades crónicas, daños al hígado, enfermedades autoinmunes, trastornos del embarazo y del desarrollo fetal, cáncer, diabetes, infartos, alta presión,  asma, artritis, etc.
A diferencia de otros antioxidantes, el hidrógeno es capaz de introducirse en las células y proteger nuestro ADN. Más de 350 artículos científicos hacen referencia de las propiedades terapéuticas del hidrógeno. Los beneficios del agua con hidrógeno han sido comprobados en más de 139 enfermedades.
La manera más práctica y cómoda de suministrar hidrógeno a nuestro organismo es por medio del agua enriquecida con hidrógeno. Se produce por medio de electrólisis, y al estar cargada de hidrógeno, se convierte en un potente antioxidante. No existe agua de más calidad que la enriquecida con hidrógeno.

Esta es el agua que todos debiéramos beber sin excepción, y muy especialmente cualquier enfermo.

Existen equipos para hidrogenar el agua, accesibles en negocios de electrodomésticos. Hay empresas que la embotellan y venden directamente al público, junto con agua alcalina y agua mineral. También existen tabletas que se disuelven en el agua para convertirla en agua hidrogenada. Y ya está disponible en nuestra frontera. Para más información, pude llamar al teléfono: 915-244-9059.

El Dr. Oscar de la Riva puede ser localizado en el 915-694-7613 y en el correo dlro3@yahoo.com

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/opinion/2016/08/11/el-agua-hidrogenada/88569532/