CLOSE
LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Mi propósito esta semana, es crear conciencia acerca de la importancia del buen dormir. Una epidemia de insomnio azota al mundo.

¿Se siente cansado y olvidadizo todo el tiempo? La causa puede ser una falta de sueño profundo, o calidad de sueño que su cuerpo y mente necesitan.

Hay factores que pueden indicar cuando la falta de sueño empieza a afectarnos: Errores frecuentes en el trabajo, bajo desempeño, disminución de atención a detalles, mal estado de humor, y/o falta de motivación, “mente nebulosa” al iniciar el día; necesidad de un despertador aunque este de vacaciones, dificultad para dormirse, despierta varias veces durante la noche y tiene dificultad para volverse a dormir.

En el año 2012, los investigadores descubrieron el sistema de desintoxicación cerebral, el llamado sistema glimfático.

Este sistema permanece activo particularmente durante la noche.

Al contrario del sistema linfático, que necesita la actividad física del cuerpo para desintoxicar; el sistema glimfático necesita que estemos dormidos para hacer su trabajo.

La falta de sueño causa una desintoxicación deficiente del sistema glimfático, y las toxinas causan en el cerebro una serie de alteraciones que pueden desarrollar enfermedades.

Investigadores de la Universidad de Harvard revelan que las toxinas provienen de deshechos de las células neuronales (metabolitos), y miles de sustancias que provienen de la contaminación del aire, del agua y de los alimentos. Como consecuencia de la intoxicación, se ha disminuido el coeficiente intelectual (IQ) de 41 millones de personas en Estados Unidos.

Muchas personas con diagnóstico de depresión, mala memoria y otras enfermedades cerebrales, tienen alto nivel de toxinas en el cerebro, por no poder gozar de un sueño de calidad. Ejemplo, el metabolito beta-amiloideo, una de las sustancias que pueden destruir neuronas y causar alzheimer.

El sistema glimfático es 10 veces más activo cuando dormimos 7 a 9 horas. Las células gliales ayudan al sistema linfático a hacer el trabajo de bombear toxinas hacia afuera del cerebro como si fuera un sistema de drenaje.

Sin embargo, la falta de sueño impide la desintoxicación y afecta la reparación celular de neuronas. Se manifiesta con los síntomas mencionados, y puede tener efectos devastadores.

-      Afecta el estado de alerta, la atención, el razonamiento y la capacidad de resolver problemas.

-      Afecta la inteligencia, la creatividad y la memoria.

-      Aumenta el estado de estrés, encoge el cerebro, disminuye la memoria.

-      Reduce el nivel de testosterona, causa fatiga.

-      Disminuye el deseo sexual en hombres y mujeres.

-      Aumenta la ansiedad y depresión.

-      Afecta la elasticidad de la piel y causa arrugas.

-      Debilita el sistema de defensas, predispone a infecciones.

-      Retarda la recuperación después de padecer enfermedades.

-      Aumenta el hambre, depósito de grasa, aumento de peso y obesidad.

-      Aumenta el riesgo de ataques al corazón y muerte.

Honestamente hablando, con las consecuencias por no dormir bien, terminamos siendo un riesgo para nosotros mismos y para otras personas.

Es importante ponerle atención a nuestro preciado reposo y tratar de dormir profundamente cuando menos 7 a 9 horas diarias.

El Dr. Oscar de la Riva puede ser localizado en el 915-694-7613 y en el correo dlro3@yahoo.com

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/opinion/2016/02/19/epidemia-de-insomnio/80617196/