LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

Las nuevas aplicaciones de suplementos con probióticos han demostrado un impacto favorable  en el control de peso, además de ayudar en el manejo de padecimientos gastrointestinales. Es un método para perder peso sin riesgo, evita enfermedades y prevenir complicaciones de la obesidad.
Este método basado en suplementos con prebióticos, probióticos, extracto de té verde y enzimas digestivas, se puede considerar un método natural para desintoxicarse, fortalecer el sistema de defensas, reducir la grasa corporal, y perder peso naturalmente.
La combinación de dichos ingredientes favorece la buena digestión, y aumenta la termogénesis, quema grasas, restablece la flora bacteriana intestinal, mejora las funciones digestivas, y la nutrición total. Cada uno de los ingredientes ha sido analizado ampliamente en estudios científicos.
El  sistema digestivo contiene más de 400 diferentes especies de bacterias buenas (flora bacteriana) que mantienen el equilibrio ecológico del tracto digestivo. La dieta moderna, las toxinas del medio ambiente, las bebidas, y toxinas del agua contaminada que bebemos, destruyen la flora bacteriana, causando trastornos que repercuten en la digestión, en el metabolismo de la grasas, y en la salud.
Se empieza a manifestar como distensión abdominal, producción excesiva de gases, estreñimiento o diarrea, y progresivamente otras enfermedades gastrointestinales. El estrés y la dieta equivocada causan aumento de peso y problemas como el síndrome de colon irritable, colitis, gastritis, etc.Las consecuencias rebasan al problema digestivo: la obesidad, diabetes, alta presión, alto colesterol y enfermedades cardiovasculares.
Una persona que tiene buena digestión no padece de acidez, ni agruras, ni demasiados gases, ni distensión, eructos abundantes, ni gastritis, ni úlceras, ni colitis, ni estreñimiento. Si sufre de agruras, es por falta de enzimas digestivas.
Millones de dólares se desperdician al tratar de recuperar la salud intestinal. Los problemas comunes son diverticulosis, pólipos, y el intestino impactado por materia fecal. Los alimentos procesados producen  problemas gastrointestinales y un colon débil: se pierde el tono muscular, funciona lentamente, se estriñe, y se enferma.
Es común encontrar en el sistema digestivo  amibas y putrefacción; esto produce y envía  toxinas a todos los sistemas del cuerpo.  Se puede prevenir la diabetes, enfermedades del corazón, y cáncer de colon.
Si no se restablecen las bacterias buenas a temprana edad, puede causar bastantes problemas de salud por el resto de sus días.
Tenemos millones de” bacterias buenas” en el sistema digestivo. Su función es proteger sus órganos y sistemas. Protegen evitando que ‘las bacterias malas” se multipliquen y causen infecciones severas.
Si la solución potencial es restablecer la flora y las funciones digestivas, es conveniente empezar a suplementar temprano: tener una digestión saludable, quemar grasas, y reducir riesgos de mayores problemas que afectan a la juventud y adultos mayores actualmente.
Algunos suplementos son líquidos (agua viviente), cápsulas (probiotic slimmers), y en polvo (GI-Pro-Balance). Le ayudan a restablecer las bacterias buenas, recubren y protegen los intestinos, reducen la acidez, disminuyen los eructos y el reflujo; disminuyen la inflamación intestinal, y ayudan a sanar los daños causados por bacterias agresivas, parásitos, y hongos que habitan en el tracto digestivo.

El Dr. Oscar de la Riva puede ser localizado en el 915-694-7613 y en el correo dlro3@yahoo.com

Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/opinion/2015/11/23/probiticos-en-el-control-de-peso/76257428/