LinkedIn11COMMENT11MORE11

El Paso.- Los hispanos tienen la mayor expectativa de vida de los tres grupos étnicos más grandes de los Estados Unidos. Pero pudieran vivir más de no ser por dos cosas: diabetes y enfermedades del hígado.

La diabetes es ampliamente difundida, pero las enfermedades del hígado son un asesino silencioso, especialmente en El Paso.

La tasa de incidencia en la frontera es mayor que en el resto del estado. Pero El Paso sobresale.

Más personas mueren de enfermedades del hígado en el Condado de El Paso que de cáncer de seno o de pulmón.

La tasa de mortalidad por enfermedades del hígado es casi el doble del promedio estatal, por ejemplo en el 2013 se registraron aquí 22.3 muertes por cada 100 mil habitantes, comparado con 12.8 muertes por cada 100 mil habitantes en todo el estado de Texas. El Condado de El Paso ha tenido la más alta o la segunda más alta tasa de muertes por enfermedades del hígado en el estado cada año desde el 2003.

“Es un problema mayor”, dijo Andrés Carrión, hepatólogo del Texas Tech University Health Sciences Center El Paso. “El impacto en el sistema de salud es mayor”.

Las enfermedades del hígado están matando a los paseños a un ritmo alarmante además de afectar económicamente a los enfermos que terminan en hospitales o salas de emergencia. Pero esto no debería ser así, las principales causas de las enfermedades del hígado son prevenibles, y varias organizaciones en El Paso y el país las están tratando de contener una a una.

¿Qué son las enfermedades del hígado?

El hígado es un órgano del tamaño de una pelota de fútbol americano el cual se encuentra ubicado justo debajo de las costillas del lado derecho, su función es filtrar las toxinas del cuerpo. No se puede vivir sin el hígado.

Virus, alcohol y muchas grasas pueden dañar al hígado, provocando que el órgano trabaje de más y se enferme.

A medida de que las enfermedades del hígado van progresando, una cicatriz se puede ir formando en el órgano reemplazando al tejido sano. Eventualmente, el hígado se llena de cicatrices y el daño es irreversible, es lo que se llama cirrosis. Puede convertirse en cáncer, falla hepática y terminar en muerte.

Los hispanos tienen 50% más de probabilidades de morir de diabetes y enfermedades del hígado que los blancos, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Particularmente los mexicoamericanos son más propensos a morir por enfermedades crónicas del hígado y cirrosis que los blancos.

En Texas, únicamente los hispanos tienen a las enfermedades del hígado como una de las 10 principales causas de muerte. Los blancos y afroamericanos no tienen en sus estadísticas estos padecimientos.

En Nuevo México, las tasas de muerte por enfermedades del hígado son muy parecidas a las de El Paso.

Amenaza Triple

En El Paso, las tres principales causas de enfermedades del hígado son el virus de la hepatitis C, alcohol y el hígado graso causado por la obesidad, una dieta poco sana y la falta de actividad física.

Estas causas tienen un efecto acumulativo en el hígado, cada una de ellas lo afecta como golpes a una piñata.

Los mexicoamericanos tienen muchos factores de riesgo.

Carrión quien recientemente llegó de Florida a El Paso comentó que sus pacientes están más enfermos que los que atendía en Florida, no solamente porque se atienden de manera tardía sino porque presentan “más de una afectación al hígado”.

“Estos pacientes tiene la amenaza triple, tienen hígado graso, toman alcohol y la mayoría presenta hepatitis C”, dijo Carrión. “La coexistencia de factores pone a estos pacientes a mucho mayor riesgo de enfermedades graves y de rápida progresión”.

La hepatitis C evoluciona más rápido en los hispanos y son menos propensos a recibir tratamiento médico que los blancos. Existe un 60% de probabilidades que mueran de ese padecimiento, según estadísticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Una segunda afectación es el hígado graso no debido al alcohol, el cual es más común que en blancos o afroamericanos. Esto se debe a mucha grasa acumulada en el hígado, típicamente obedece a una mala dieta y la falta de ejercicio.

A medida que la dieta de los estadounidenses se ha vuelto alta en azúcar y grasas, más personas desarrollan el hígado graso.

El alcohol es otro de los problemas. Mucho alcohol puede causar enfermedades del hígado.

Los hispanos tienden a beber menos alcohol que otros grupos, pero entre los bebedores habituales, los hombres hispanos toman más alcohol por un periodo de tiempo mayor.

Nota del Editor: Debido a la extensión del reportaje, una segunda parte se publicará en la siguiente edición de El Paso y Más.

Lindsey Anderson puede ser localizada en el 546-6345; landerson@elpasotimes.com; Sígala en Twitter @l_m_anderson

Los Números…

  • 22.3 por cada 100,000 habitantes: Tasa de muerte en el 2013 por enfermedades del hígado en el Condado de El Paso
  • 20.9 por cada 100,000 habitantes: Tasa de muerte en el 2013 por enfermedades del hígado en la frontera texana
  • 12.8 por cada 100,000 habitantes: Tasa de muerte en el 2013 por enfermedades del hígado en Texas
  • 200%: Las probabilidades de que un mexicano muera de enfermedades del hígado antes que un blanco
  •  6,000: Trasplantes de hígado realizados en los Estados Unidos
  • 17,000: Personas en lista de espera para recibir un trasplante de hígado
LinkedIn11COMMENT11MORE11
Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/noticias/local/el-paso/2016/05/20/enfermedades-del-hgado-el-asesino-silencioso-de-paseos/84659816/