LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

La pintas de graffiti que alguna vez fueron un problema recurrente en el paisaje urbano de El Paso, han caído a su nivel más bajo en la última década, según cifras dadas a conocer por el gobierno municipal.

La rápida remoción del graffiti realizada por trabajadores de la Ciudad, programas de arte y la policía comunitaria son algunos factores que han contribuido a la baja de las pintas ilegales en los últimos años.

La cantidad de graffiti removido de edificios y muros en El Paso, el número de solicitudes de servicio de limpieza y casos procesados a través del programa de eliminación de graffiti de la Ciudad son los más bajos en casi una década, según datos oficiales.

Cuadrillas de trabajadores de la Ciudad removieron 636,938 pies cuadrados de graffiti el año pasado, una disminución del 56 por ciento comparado con el año 2006. La mayor cantidad de graffiti eliminado en los últimos nueve años fue de 2,118,027 pies cuadrados en el 2008.

Supervisores del programa de limpieza de graffiti atribuyen la caída a las nuevas tecnologías, los trabajadores del programa utilizan desde hace un año iPads que les han permitido ser más proactivos lo que se ha reflejado en menos y más pequeño graffiti.

Cuando los trabajadores circulan por la ciudad en busca de pintas que remover, regularmente reciben en su iPad solicitudes de servicio a través del sitio de Internet del programa, la línea de ayuda 311 o por parte de la policía. Pero en muchas de las ocasiones las cuadrillas de limpieza detectan las pintas a eliminar antes de que se haga la denuncia.

"Llegamos a lugares antes de que la población nos llame", dijo Rob Rivera supervisor del programa.

Cuando los trabajadores detectan una pinta deben de solicitar permiso del propietario de la misma para removerla, a menos que sea propiedad municipal. Normalmente lleva entre cinco minutos a media hora para limpiar una pared, comentó Rivera.

Rivera aseguró que los trabajadores del programa normalmente remueven entre 15 o 20 graffiti cada día. El año pasado fueron eliminadas pintas en más de 16 mil lugares en El Paso, según datos oficiales.

Pero mientras el graffiti es una molestia para algunos, varios establecimientos comerciales en El Paso permiten que se realicen pintas en los muros de sus negocios, y no existe ninguna ley que lo prohíba.

Supervisores del programa de limpieza de graffiti consideraron esta acción como una invitación a que se realicen pintas sin control.

Pero el muralista pasero Dave "Grave" Herrera difiere.

En años pasados, Herrera organizó varios proyectos que proporcionaban espacios para plasmar arte hecho con pinturas de aerosol, a través de ellos se redujo el vandalismo, comentó el artista.

"Llegamos a la raíz del problema", señaló. "Hablamos con las personas que hacían las pintas y canalizamos sus energía".

El año pasado, el programa de remoción de graffiti trabajó de manera conjunta con el Departamento de Policía de El Paso para llevar a juicio 25 casos de pintas ilegales, la cifra más baja en 10 años.

David Hernández puede ser localizado en el 546-6154.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/noticias/local/el-paso/2015/07/15/a-la-baja-graffiti-en-el-paso-en-su-menor-nivel-en-10-aos/71911064/