Skip to main content

Corte Suprema dirimirá disputa por agua entre Texas y NM


ALBUQUERQUE — La Corte Suprema de Estados Unidos probablemente tendrá que dirimir una disputa entre Texas y Nuevo México por el manejo de agua del río Grande, o Bravo.

Funcionarios de ambos estados han estado esperando casi un año una recomendación sobre el manejo del caso que podría reducir drásticamente el bombeo de agua subterránea en algunos de los valles más fértiles de New Mexico, y obligar al estado a pagar hasta 1,000 millones de dólares por daños y perjuicios.

Ahora, un perito especial asignado por el máximo tribunal de la nación está recomendando el rechazo a una moción de Nuevo México que busca que se deseche el caso, lo que significa que éste puede avanzar si la Corte Suprema acepta la recomendación.

Texas interpuso una demanda en 2013, argumentando que Nuevo México no entregó agua como lo estipula un pacto de décadas de existencia que involucra al río, el cual proporciona el líquido a más de seis millones de personas en varias ciudades grandes e irriga más de 8,000 kilómetros cuadrados (3,100 millas cuadradas) de tierra agrícola en Estados Unidos y México.

El senador estatal de Nuevo México Joe Cervantes, cuyo distrito incluye la región fronteriza, dijo que la recomendación del perito especial no fue una sorpresa, y que él y un grupo pequeño de legisladores han estado advirtiendo sobre las consecuencias potencialmente terribles si Texas gana la batalla jurídica.

Cervantes señaló que la recomendación de que se permita que el caso prosiga parece apoyar las demandas de Texas de recibir más agua del río Bravo.

"La entrega de mucho más agua a Texas para compensar déficits históricos parece ser una clara dirección que él está tomando", dijo Cervantes respecto al perito especial. "Y ya que el agua no va a compensar todo el déficit, estamos viendo el riesgo de grandes daños financieros".

Las partes tienen una oportunidad de responder al perito especial antes de que la Corte Suprema emita una resolución en el que es el litigio más reciente sobre agua que enfrenta a un estado con otro. Connecticut y Massachusetts, Nebraska y Wyoming, y Nueva York y New Jersey han estado involucrados en disputas por agua durante décadas.