LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN

En busca de proyectos que le permitieran interpretar a personajes distintos a los que había realizado en las telenovelas tradicionales, Ludwika Paleta encontró en  "La Querida del Centauro", la oportunidad de demostrarlo.

"Yo creo que mi personaje de Yolanda en esta serie, me abre las puertas a que la gente me vea en un personaje diferente, que la gente que hace televisión vea que Ludwika no es sólo la protagonista bonita que hace personajes  de buena, que puede hacer otras cosas", expresó la actriz en exclusiva para  La Voz.

De acuerdo a Ludwika, Yolanda es una mujer inteligente, aguerrida, que por azares del destino conoce al “Centauro” (Humberto Zurita) en la cárcel, y se vuelve querida (su amante), un personaje que va más allá de ser la mujer de un narcotraficante, es una mujer que tiene su propia historia, lo que le dio las armas necesarias a la actriz, para crear este personaje.

"Tenía muchas ganas de hacer televisión, pero no quería hacer la televisión que había hecho antes; tenía muchas ganas de hacer algo diferente,  de hacer una serie,  una historia que se acercara más a lo que  se está viendo ahora en la televisión”, subrayó la actriz de origen polaco.

Sin duda, “La Querida del Centauro” la conquisto de principio a fin “leí el primer capítulo, luego el segundo, el tercero y deseaba seguir leyendo, porque aunque trata de un narcotraficante, no es la misma historia que hemos visto de narcos, es un historia que te atrapa porque es distinta”.

Para la actriz, series como “Pablo Escobar” y “Narcos”, por solo mencionar algunas, se parecen porque hablan de lo mismo, lo que no ocurre con “La Querida del Centauro”.

“Esta es una historia que se aborda desde la misma temática de sus personajes, Yolanda  es una mujer que entra a una cárcel de máxima seguridad y se relaciona con el narcotraficante más buscado, el más peligroso, y él la cuida, le da protección y adentro la provee de cosas que ella no ha tenido ni afuera de la cárcel, es de estas historias que hablan de la relación personal, no habla del narcotráfico, ni cómo se maneja la droga", indicó.

Este personaje, le exigió a Ludwika una preparación extrema.

"Hay que prepararse para situaciones que no vives a diario y que como actor son desgastantes, como las persecuciones, el manejo de armas, el vivir día a día durante cuatro meses situaciones difíciles, dolorosas, que normalmente nos haces todos los días como actor, por ejemplo estar secuestrado, con las manos amarradas, tirado en una bodega con ratas, eso fue lo más difícil y pesado", indicó.

Contenta por lo que se logró en la serie, la actriz desea seguir teniendo la oportunidad de hacer personajes que la retén, aún cuando esto le implicaría firmar una exclusividad.

"Yo quiero tener la libertad de estar donde exista el mejor proyecto, si es Telemundo, será en Telemundo, y si no,  donde esté el mejor proyecto para contar", puntualizó.

CONÓZCALA

Ludwika Paleta

Inició su carrera en la telenovela “Carrusel”

Protagonizó al lado de Gael García,  la telenovela “El Abuelo y yo”.

Tras realizar estudios en Europa, regresó a la telenovelas como hija de Thalía en “María la del Barrio”.

Ha protagonizados las telenovelas “Duelo de Pasiones”, “Palabra de Mujer” y “Los exitosos Pérez”

Está casada con Emiliano Salinas, hijo de el ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

LINKEDINCOMENTARIOSMÁS INFORMACIÓN
Read or Share this story: https://www.elpasoymas.com/story/entretenimiento/2016/01/13/muestra-otra-cara-en-la-querida-del-centauro/78751570/